MÁS DE 10 AÑOS AYUDANDO A CREAR EMPRESAS HUMANAS
03 de Junio de 2016

Segmentar el público de tu tienda online

Nosotros te explicamos cómo hacerlo


Segmentar el público de tu tienda online

Sabemos que segmentar consiste en dividir un conjunto de clientes en grupos homogéneos que compartan características similares, y así poder centrarnos en éstas para lograr mayor éxito con nuestras acciones. Ahora bien, ¿qué estrategia podemos seguir para crear esos grupos?

Conversión

Como conversión entendemos ese momento en el que, tras una visita a nuestra web, el usuario realiza una acción como puede ser registrarse, suscribirse, hacer un pedido.

Por lo tanto, ésta será la base en nuestro proceso de segmentación, que realizaremos en función de la conversión que obtengamos en los distintos factores en los que nos centramos.

¿Cómo segmentamos?

La segmentación web es distinta a la segmentación tradicional, ya que esta última se centra en factores como la edad, el sexo, el nivel socio-económico. Pero la segmentación que a nosotros nos interesa para nuestro sitio online no se centra en estos valores, sino en otros muy distintos.

Cuantos más segmentos tengamos, seremos mucho más precisos con nuestro análisis, pero tampoco debemos segmentar en exceso. Teniendo en cuenta que los segmentos deben relacionarse con los objetivos de nuestra página, éstos son útiles cuando incluyen un grupo grande como para que los resultados también lo sean.

Lo primero que debemos saber es cómo se comporta el usuario en nuestra página web, qué visita, si entra y se va, si accede al contenido y a cuál, que productos le interesan. Y por supuesto, conocer cómo llegó a nuestra página, si ha sido la primera vez, si accedió a través de búsquedas.

Toda esta información podemos obtenerla con Google Analytics, que será fundamental para recoger tanto esta como de otro tipo. Una vez obtenido, podemos escoger en base a qué segmentamos, existiendo distintas opciones.

Canal

Podemos hacer una segmentación por canal y así centrarnos en uno o dos que nos den mayor tasa de conversión (email, Facebook, Twitter.) lo cual no supondrá necesariamente mayor volumen de ingresos pero sí mayor volumen de tráfico y mejoras en la fidelización.

 Con  la herramienta Google Analytics podemos segmentar mediante filtros de perfil o mediante segmentos avanzados. Cualquiera de los dos nos sirven para modificar los datos existentes como queramos pero sólo los segmentos permiten volver a recuperar los datos excluidos, por lo que sería recomendable tener una cuenta sin filtros con todo el contenido íntegro.

Tipo de usuario

Para segmentar según el tipo de usuario, distinguiremos entre dos clases: los nuevos, aquellos que acceden por primera vez a nuestra página web, y los visitantes recurrentes, aquellos que acceden con frecuencia. Lo más probable será que los recurrentes tengan un porcentaje de conversión mayor, pero para conocer tu caso y las características de tus clientes, debes analizar antes de escoger en qué grupo centrarte.

Valor de marca

En este tipo de estrategia diferenciamos entre aquellos clientes que acceden directamente a tu web o aquellos que acceden mediante búsquedas, utilizando tu marca como keyword de las mismas. Así será útil conocer cómo la gente llega a tu contenido o a tus productos y centrarte en atraer más por la vía que mejor funcione en tu caso.

En cualquier caso, segmentar es importante si quieres actuar en función de aquello que más beneficie a tu tienda online. Aun así, sea o no la segmentación tu objetivo actual, no cabe duda de que esta herramienta de Google te va a permitir recoger datos de gran utilidad.

Queremos hacer mención a nuestro último trabajo, la creación de la página web para nuestros colaboradores de Trustynet, un ejemplo perfecto de una buena segmentación para dirigirse a su público de la forma más adecuada y original.

Comentarios

Si te gusta el blog, o simplemente quieres dejar tu opinión sobre Segmentar el público de tu tienda online puedes hacerlo aquí:

ENCUÉNTRANOS

      Facebook
      Twitter
      Google Plus