MÁS DE 10 AÑOS AYUDANDO A CREAR EMPRESAS HUMANAS
20 de Enero de 2015

Este 2015 la tecnología cambiará la medicina

Quizás el anuncio más significativo que hizo Apple en su pasada conferencia no fue la presentación de sus nuevos iPhones con sus pantallas descomunales. Lo verdaderamente relevante es la entrada de la empresa de la manzana mordida en el negocio de la salud.


Este 2015 la tecnología cambiará la medicina

Apple ha construído una plataforma llamada HelthKit focalizada en aplicaciones y dispositivos que tienen una gran relación con la medicina, la forma física y la salud. Ha presentado su Apple Watch que es su primer dispositivo con una funcionalidad claramente enfocada hacia la salud personal. Apple, sin embargo está un par de pasos detrás de otros gigantes tecnológicos como Google, IBM, y cientos de startups. éstas se han dado cuenta mucho antes de que un negocio que factura billones de euros anualmente se está convirtiendo en un negocio en el que la gestión de la información tiene mucho que ofrecer y eso es un gran atractivo para estas grandes empresas. 

Las intenciones son claras y todo parece indicar que a lo largo de este 2015 veremos como poco a poco la tecnología empieza a transformar la manera que tenemos de entender la medicina. 

Los dispositivos que emplean Apple, Samsung o Microsoft se basan en sensores MEMS, unos sensores que forman parte de estas nuevas tecnologías que han llegado para revolucionar la medicina. Estos sensores permiten controlar datos como el ritmo cardíaco, la temperatura, la presión sanguínea, la actividad física y al mismo tiempo enviar estos datos a la nube para que sean usados en aplicaciones integradas dentro de HealthKit. Serán implementados en relojes, pulseras, ropa, lentes de contacto, etc. 



Pronto tendremos sensores que monitoricen casi cada aspecto de nuestra vida y nuestro organismo (tanto interno como externo)

Los avances tecnológicos están haciendo posible la elaboración de diagnósticos con un coste ridículo, por ejemplo se podrá diagnosticar en una simple gota de sangre si un paciente tiene o no cáncer. 

Un paso más allá se encuentra Nanobiosym, que tiene Gene-Radar, una solución portátil de nanotecnología que usa nanomáquinas para detectar huellas genéticas específicas en organismos. Esto permitirá la detección de enfermedades como el ébola o el VIH transmitiendo la información a un dispositivo móvil en cuestión de minutos y todo por una milésima parte del coste que tienen los tests que hay en la actualidad.



Combinando estos datos con nuestro registro médico y todo esto con nuestra actividad física y nuestro estilo de vida, información recopilada por nuestros smartphones, relojes o pulseras, los sistemas de inteligencia artificial nos tendrán monitorizados las 24 horas del día avisándonos de que estamos a punto de ponernos enfermos y cómo deberíamos de cuidarnos, qué medicación deberíamos tomar, etc. Watson, una tecnología de IBM ya ha sido capaz de diagnosticar el cáncer de manera mucho más precisa de lo que hacen otros sistemas. 

Y con los datos sanitarios de millones de pacientes las empresas tecnológicas serán capaces de transformar la industria farmacéutica, ya que ésta trabaja con estudios clínicos limitados. Estos datos les servirán para conocer y analizar qué medicación consumen cada paciente, las cantidades, frecuencia, etc y así tener una idea mucho más real del beneficio que aporta dicha medicación o de los efectos secundarios que genera.



Y más allá está la revolución en lo que a secuenciación del genoma humano implica esta revolución tecnológica, una revolución que se puede atisbar sólo analizando el coste que tenía a principios de siglo XXI secuenciar un genoma humano, aproximadamente 100 millones de dólares y que hoy en día apenas alcanza los 1000. A finales de esta década tendrá un coste equivalente al de un simple análisis de sangre. Esto significará que todos seremos transformados en secuencias de 0 y 1, en bits y en bytes circulando por la nube y nos habremos convertido realmente en software.



¿No es emocionante el futuro que se nos presenta? ¿O más bien aterrador? Depende del ojo de quien mire. 

Comentarios

Si te gusta el blog, o simplemente quieres dejar tu opinión sobre Este 2015 la tecnología cambiará la medicina puedes hacerlo aquí:

ENCUÉNTRANOS

      Facebook
      Twitter
      Google Plus