CRECEMOS A TRAVÉS DE NUESTROS PROYECTOS
FECHA Marzo 2014
CLIENTE Universidad de Santiago
ALCANCE 11.000 alumnos
El Proyecto
Una Cebra en el Agua” llevará la experimentación científica a los centros educativos mediante la utilización de metodologías innovadoras de aprendizaje basadas en “learn by doing” y con el objetivo primordial de fomentar la vocación científica entre los jóvenes.
El proyecto consiste en la instalación en las aulas de centros educativos nacionales, acuarios con ejemplares de pez cebra para que los alumnos realicen experimentos científicos en diversos campos. A través del acuario y sus elementos los alumnos pueden seguir el ciclo del pez cebra desde su origen, embrión-larva-adulto (3 meses), hasta procesos más avanzados como realizar cruzamientos, analizar resultados, etc. así como aprender y experimentar procesos de mantenimiento del hábitat con las técnicas utilizadas en laboratorios reales.

Esta experimentación se potenciará con el uso por parte de los profesores y alumnos de una herramienta pedagógica que junto a un innovador simulador virtual serán las vías de acceso al conocimiento de diferentes procesos científicos muy habituales en los laboratorios actuales orientados al estudio de las leyes de la herencia, la transgénesis, la senescencia o la apoptosis.

El pez cebra permite la posibilidad de poner en práctica de manera sencilla el método científico y conocer al mismo tiempo nuevas tecnologías biológicas para la experimentación aplicadas al mundo de la salud, supone un acercamiento al mundo de la investigación con el propósito de incentivar las vocaciones científicas en estudiantes de Educación Secundaria.

"Una Cebra en el Agua" se concibe con la intención de convertirse en un proyecto de centro que irá creciendo con cada curso académico gracias no solo al trabajo de nuestro equipo sino a las aportaciones de la incipiente comunidad de “jóvenes científicos” participantes.

Este proyecto centrado en la educación y la juventud se ha apoyado en una metodología de enseñanza que estructura el proceso de aprendizaje basado en los principios de “aprender haciendo”, para ello, se parte de dos recursos permanentes que se mantendrán activos durante el período que dura cada experiencia por curso lectivo.

En cuanto a su estructura el proyecto “Una Cebra en el Agua" consta de dos fases, la primera centrada en la formación del profesorado implicado, que se desarrolla a través de tutoriales online con video interactivo y mediante herramientas de comunicación online a lo largo de toda la experiencia y la segunda, la experimentación y el conocimiento aplicado a los alumnos que se desarrollará en los centros formativos, durante sesiones integradas en los programas anuales de las materias de ciencias, inglés, tecnología.

La preparación del profesorado será a través de talleres de formación teórico-práctica tanto en la adquisición de recursos que potencien su papel de guía y motivador que juegan en esta experiencia como en el mantenimiento y control del ciclo biológico del pez cebra y el manejo de la herramienta pedagógica virtual. Nuestro objetivo con este taller es preparar al equipo docente para la correcta conducción de las actividades que forman parte del proyecto y cubrir todas aquellas necesidades de práctica y conocimiento que requieran a nivel individual.

Por su naturaleza, el proyecto quedaría huérfano sin la implicación activa y continua de un equipo de técnicos con experiencia, por este motivo, profesionales del Grupo Acuigen y de nuestra empresa estarán en todo momento supervisando el devenir del proyecto en cada uno de los centros formativos así como dando soporte a profesores y alumnos en aquellas necesidades y cuestiones que surjan durante los meses por curso lectivo que dura la iniciativa.

La etapa de experimentación y conocimiento está dirigida a los alumnos, principales protagonistas de este proyecto, y será conducida por los profesores de una o varias disciplinas, según la modalidad formativa que el centro elija.

Se distribuirá un acuario y un kit de material por aula, que se cederá de forma permanente al centro para el desarrollo del proyecto, además, se facilitará acceso a la plataforma pedagógica, herramienta formativa imprescindible y desde la cual los profesores podrán llevar el control de las materias, los contenidos, las pruebas y, como no, la actividad de cada alumno.

Tanto las herramientas de experimentación, los contenidos digitales como las pruebas lúdicas que planteará el simulador pedagógico servirán para consolidar los conocimientos que alcanzarán los alumnos durante la experiencia formativa. Así, de una forma motivadora y despertando su creatividad en trabajos relacionados con la obtención de peces transgénicos, identificarán procesos de apóptosis y senescencia, participarán en actividades colectivas de recolección de datos, redacción de informes, etc.

En la realización de estas pruebas virtuales se utilizará material similar al que se emplea en los laboratorios profesionales y se recrearán procesos similares a los desarrollados en un laboratorio de genética.

Además las pruebas están diseñadas bajo la premisa metodológica de “aprender haciendo y/o aprender por la experiencia y el pensamiento reflexivo”, a través de recursos del razonamiento lógico, memoria visual, relación de contenidos, etc...; lo que estimulará la inquietud por el conocimiento y promoverá la comunicación entre alumnos, profesores y científicos del departamento de investigación de genética a través de los canales habilitados en el simulador virtual para tal fin.

Finalizada cada prueba, se comprueba la ejecución del proceso y se evalúa a los alumnos individualmente y como equipo que, además, serán tutorizados para componer un texto científico en inglés, destinado a una publicación virtual de su trabajo en el espacio social de la herramienta pedagógica, como si se tratase de una auténtica publicación científica.

Al finalizar el proyecto, los profesores y alumnos habrán adquirido destreza en el manejo de un organismo modelo, su mantenimiento y su reproducción, e identificarán los distintos estadios de desarrollo: embrión, larva y adulto. Además, gracias a los talleres y a la herramienta virtual, identificarán los órganos de la especie, conocerán el instrumental común de laboratorio, habrán experimentado la realización de cruzamientos con distintas líneas mutantes (leyes de la herencia) y diferenciarán conceptos científicos como transgénesis, senescencia o apóptosis.

No debemos olvidar que todas las actividades del proyecto “Una Cebra en el Agua” están destinadas a despertar vocaciones científicas a través de la experimentación directa y virtual. Por lo tanto, además del enfoque motivador que tienen todas estas actividades el equipo promotor de la iniciativa integrado por miembros de Inteligencia Visual y del Grupo Acuigen realizan encuentros programados para proporcionar información sobre el proyecto, profesión, orientando y aconsejando a los alumnos interesados.

Hasta el momento el proyecto se ha desarrollado en más de un centenar de centros educativos gallegos y en la edición 2015 el proyecto se extenderá a Cataluña, que ya en la edición pasada nos ha mostrado su interés por llevarlo a cabo como experiencia piloto en una veintena de centro además del apoyo de diversos entes relacionados con la educación, Universidad de Girona y el Observatorio de altas capacidades de Girona.

La experiencia piloto
“Una Cebra en el Agua” nace en 2013 como una experiencia piloto que se desarrolló en 20 centros de la Comunidad Autónoma de Galicia.


En 2013 lanzamos la fase piloto dirigida a 20 centros educativos distribuidos por toda Galicia que tuvo un gran calado en el sector de la educación y una notable repercusión social debido a su carácter innovador, creativo y de interés general.

Se trabajó con 40 profesores y 3.600 alumnos aprox. participantes en la iniciativa en la redimensión y proyección de nuevas fases, pruebas, recursos y creación de nuevas funcionalidades orientadas a una evolución del producto y que lograron optimizar la experiencia de sus usuarios, alumnos y profesores.

En 2014, arrancamos con una nueva edición en la que participaron un centenar de centros de toda Galicia.

Hemos formado a 144 profesores de secundaria en el manejo de la herramienta pedagógica y en el uso adecuado de los recursos educativos, además de en el mantenimiento del acuario. Han llevado a cabo diversos experimentos en el laboratorio del Grupo Acuigen de la mano de la catedrática Laura Piñón y con los investigadores del equipo.

Han realizado las pruebas que más de 80.000 alumnos tendrán la oportunidad de conocer a través de la herramienta pedagógica y de recrear de forma lúdica a través del simulador que Inteligencia Visual ha desarrollado para proporcionar a profesores y alumnos la oportunidad de vivir una experiencia de aprendizaje diferente basada en una metodología adaptada a nuestra sociedad actual y que ha posicionado a nuestra Comunidad como referente en este tipo de recursos educativos como se demostró en le pasada Jornada de Innovación Docente e Investigación Educativa, que tuvo lugar el pasado mes de octubre en la Universidad de Zaragoza .

Motivación
Los destinatarios finales del nuestro proyecto son jóvenes estudiantes de segundo ciclo de la ESO y profesores de materias de ciencias, inglés y tecnología.
Queremos mostrar lo que el mundo de la investigación y la especialización en un campo científico puede ofrecer a los jóvenes. Queremos ofrecerles la posibilidad de convertirse en futuros científicos profesionales, bien preparados y demandados en el mundo laboral, puesto que hoy en día estos perfiles muestran una tasa de desempleo de las más bajas del conjunto de las titulaciones españolas y europeas.

Creemos que ante la transformación social y los cambios en el mercado laboral es prioritario para nuestros jóvenes el conocer y tener la posibilidad de enfocar su carrera profesional hacia yacimientos con más posibilidades de empleo.

Asumiendo el reto de estimular estas vocaciones, los jóvenes científicos que forman parte del equipo de "Una Cebra en el Agua” son conscientes de que cumplen un doble e importante papel en nuestra sociedad, por un lado serán los responsables de liderar las transformaciones científicas del futuro y por otro representan el modelo a seguir para otros jóvenes, por ello uno de los aspectos más motivadores de esta iniciativa surge de la visión de que estos científicos se conviertan en modelos visibles y positivos para otros jóvenes.

Además, compartimos la visión de que el acceso a la ciencia y sus beneficios es un derecho humano de primer orden. En nuestra sociedad hay poca conciencia de este derecho y el mayor obstáculo es la actitud existente hacia la ciencia, con "Una Cebra en el Agua" nos hemos propuesto poner a disposición de sus participantes el conocimiento de las innovaciones esenciales dentro del campo de la genética animal lo cual les brindará la posibilidad de participar en la toma de decisiones científicas por medio de la información y fomentando la conservación, desarrollo y difusión de la ciencia y la tecnología.

Desde "Una Cebra en el Agua" reivindicamos que se consolide el derecho humano a la ciencia y sus innovaciones recogido por la ONU desde 1966 pero ignorado por la sociedad y los gobiernos, para ello, hemos decidido salir del laboratorio, para convencer a la sociedad, tomadores de decisiones y ciudadanos de que la ciencia es un derecho humano, fundamental para el desarrollo sostenible, la salud, el bienestar social y la fortaleza de la democracia.

Asumiendo una afirmación de Roger Schank, creador de la teoría del Learning by Doing de que “La única manera de saber cómo hacer algo es haciéndolo”, el equipo de trabajo de "Una Cebra en el Agua" decidimos crear una herramienta de aprendizaje que implique un mayor grado de actividad e implicación del alumno, en la que éste no escucha pasivamente sino que pone en práctica, que no se basa en la memorización y repetición, sino en el razonamiento y la discusión en grupo y en la que el trabajo en equipo es concebido como actividad indispensable y a la vez como habilidad per se a desarrollar. Con ello perseguimos incrementar la facilidad de asimilar conocimientos e internalizar prácticas durante la resolución de la tarea que luego tendrá su correlato en situaciones reales de la vida.

http://www.unacebraenelagua.es
https://www.facebook.com/unacebraenelagua
@cebraenelagua